Convenio de Bahá'u'lláh

El convenio en Bahá'í Faith se refiere a dos contratos separados entre Dios y hombre. Un Convenio en el sentido religioso es un contrato hecho entre Dios y hombre en donde se requiere cierto comportamiento del hombre y en la vuelta Dios garantiza ciertas bendiciones. El concepto de un convenio se ha encontrado en varias escrituras religiosas incluso numerosas referencias del convenio en la Biblia. En Bahá'í Faith hay una distinción entre un Mayor Convenio que se hace entre cada mensajero de Dios y sus seguidores acerca de la siguiente administración y un Convenio Menor que concierne successorship de la autoridad dentro de la religión después de que el mensajero muere.

Mayor convenio

El mayor convenio se refiere al convenio hecho entre cada mensajero de Dios, que la literatura de Bahá'í Faith llaman Manifestaciones de Dios y sus seguidores en cuanto a resultar la siguiente Manifestación de Dios. Según Bahá'u'lláh, el fundador de Bahá'í Faith, Dios ha prometido que enviará una sucesión de mensajeros que instruirán la especie humana. En la creencia Bahá'í, se ve que este convenio se expresa en la profecía en la escritura religiosa de cada religión y cada Manifestación de Dios, como Abraham, Moisés, Jesús, Muhammad, Báb y Bahá'u'lláh, predijeron la siguiente Manifestación. A cambio, se ve que los seguidores de cada religión tienen un deber de investigar las reclamaciones de las Manifestaciones siguientes.

Manifestaciones de Dios

En la creencia Bahá'í, hay Dios solo, imperecedero, que es el creador de todas las cosas, incluso todas las criaturas y fuerzas en el universo. Aunque inaccesible directamente, Dios sin embargo se ve ya que consciente de su creación, con una mente, va y el objetivo. En la creencia Bahá'í, Dios expresa esto va siempre y desde muchos puntos de vista, incluso a través de una serie de mensajeros divinos se refirió como a Manifestaciones de Dios. En la expresión de la intención de Dios, se ve que estas Manifestaciones establecen la religión en el mundo. Así se ven como un intermediario entre Dios y humanidad.

Las Manifestaciones de Dios no se ven como una encarnación de Dios, pero también no se ven como un mortal ordinario. En cambio, el concepto de Bahá'í de la Manifestación de Dios enfatiza simultáneamente a la humanidad de ese intermediario y la divinidad en el modo que muestran adelante la voluntad, conocimiento y atributos de Dios; así tienen tanto el humano como adivinan estaciones.

`Abdu'l-Bahá explica esta estación:

Ahora si decimos que hemos visto el Sol en dos espejos - un Cristo y un el Espíritu Santo - es decir, que hemos visto tres Sol, un en el cielo y los otros dos en la tierra, hablamos realmente. Y si decimos que hay un Sol, y es puro solo, y no tiene compañero e igual, otra vez hablamos realmente.

En la esencia, las Manifestaciones de Dios se ven como educadores divinos, que se levantan por dios con el objetivo de elevar la humanidad y expresar su voluntad. En la expresión de la intención de Dios, se ve que estas Manifestaciones establecen la religión en el mundo y cada uno trae un libro y revela enseñanzas y leyes según el tiempo y lugar que aparecen.

Revelación progresiva

:: Artículo principal: revelación progresiva

La revelación progresiva es una enseñanza principal en Bahá'í Faith que sugiere que la verdad religiosa se revela por dios cada vez más y cíclicamente con el tiempo a través de una serie de Mensajeros divinos, y que las enseñanzas se adaptan para satisfacer las necesidades del tiempo y el lugar de su aspecto. Así, las enseñanzas de Bahá'í reconocen el origen divino de varias religiones mundiales como etapas diferentes de en la historia de una religión, creyendo que la revelación de Bahá'u'lláh es la más reciente (aunque no el último), y por lo tanto el más relevante para la sociedad moderna.

El tema general de las religiones sucesivas y continuas fundadas por Manifestaciones de Dios es que hay una tendencia evolutiva, y que cada Manifestación de Dios trae una medida más grande de la revelación (o religión) a la especie humana que la anterior. Las diferencias en la revelación traída por las Manifestaciones de Dios se declaran no para ser inherentes en las características de la Manifestación de Dios, pero en cambio se atribuyen a varios factores mundanos, sociales y humanos; estas diferencias son de acuerdo con las "condiciones" y "los requisitos variados de la edad" y la "capacidad espiritual" de la humanidad. Se ve que estas diferencias son necesarias ya que la sociedad humana ha evolucionado despacio y gradualmente a través de etapas más altas de la unificación de la familia a tribus y luego naciones.

`Abdu'l-Bahá ha expresado la revelación progresiva dentro del contexto del Mayor Convenio como:

Profecía

En la creencia Bahá'í, Báb cumple las profecías de Islam que como es el Mahdi pronosticado por Muhammad; se ve que Bahá'u'lláh cumple las profecías mesiánicas encontradas en religiones mundiales. Bahá'u'lláh declaró que sus reclamaciones de ser vario Mesías que converge una persona eran la realización, simbólica, más bien que literal de las profecías mesiánicas y escatológicas encontradas en la literatura de las religiones principales. Las reclamaciones escatológicas de Bahá'u'lláh constituyen seis identificaciones mesiánicas distintivas: de Judaísmo, la encarnación del "Padre Eterno" de la profecía de la Navidad de Isaiah 9:6, el "Señor de Anfitriones"; de cristianismo, el "Espíritu de Verdad" o Consolador predito por Jesús en su discurso de despedida de John 14-17 y la vuelta de Cristo "en la gloria del Padre"; de Zoroastrianism, la vuelta de Shah Bahram Varjavand, un Mesías de Zoroastrian predito en varios textos de Pahlavi tardíos; de Islam Shi'a la vuelta del Tercer Imán, el imán Husayn; de Islam sunita, la vuelta de Jesús, Isa; y de Bábism, Él que Dios debe hacer la manifestación. También afirmó haber realizado las profecías de Hinduismo y budismo.

Obligaciones

Bahá'u'lláh enseñó que la gente tiene una obligación doble que tienen que encontrar en respuesta a la promesa de Dios de enviar continuamente a mensajeros. Las dos obligaciones son reconocer y aceptar la nueva Manifestación cuando viene, y en segundo lugar obedecer y poner en práctica las enseñanzas que traen; Bahá'u'lláh ha declarado que ninguna de estas obligaciones es aceptable sin el otro. Escribió:

y:

Convenio menor

Esto es el convenio que se hace en cuanto al successorship de autoridad dentro de la religión. En la creencia Bahá'í la manera en la cual el Convenio de Bahá'u'lláh claramente se echó se ve como siendo un rasgo de definición fundamental de la religión y un protector poderoso de la unidad de Bahá'í Faith y sus adherentes.

Kitáb-i-`Ahd

Bahá'u'lláh estableció el successorship de Bahá'í Faith con un documento llamó el Libro del Convenio que se escribió en su propia mano y confiado por él a `Abdu'l-Bahá antes de su paso. En este documento Bahá'u'lláh reafirmó su misión, exhortó los pueblos del mundo a observar que que los elevará y prohibió el conflicto y la opinión, mientras claramente y enérgicamente colocando successorship de la Fe en las manos de la Rama Más fuerte, que era un título reservado exclusivamente para `Abdu'l-Bahá.

Siguiente desarrollo

Véase también

Notas

Enlaces externos



Buscar