Donald Bakker

Donald Michel Bakker es un canadiense de Penticton que hizo titulares cuando era la primera persona para intentarse en Canadá de delitos de la prostitución del niño destinados en otro país. Bakker se acusó según la ley del turismo sexual que es usada para castigar a aquellos que usan a prostitutas del niño mientras fuera de Canadá.

En 2004, se declaró inocente, afirmando que Canadá no tiene derecho a la gente de policía mientras son fuera de su jurisdicción. La mayor parte de pruebas contra él era videocintas que propio Bakker hizo. Algunos de estos vídeos muestran a Bakker que tortura a prostitutas del área de Vancouver con clips metálicos y cuerdas eléctricas. Otros vídeos le muestran teniendo el sexo con muchachas en Camboya, la más vieja de las que era 12.

El 1 de junio de 2005, se declaró culpable de 10 cargos por el acoso sexual para evitar un juicio. Piden al acusador de la Corona y el Abogado conjuntamente una condena de prisión de 10 años. Bakker había servido ya 18 meses, que contarían como la paga doble, significando que tendrá más siete años en la prisión. Es elegible para la libertad condicional dentro de años y medio.

Enlaces externos



Buscar